DON QUIJOTE EN TORREIGLESIAS

 

 

Don Quijote en Torreiglesias

Don Quijote y Sancho Panza cumplen 400 años.


Cuatro siglos de éxitos, de lecturas, de interpretaciones y de mil caras. Don Quijote y Sancho, desde La Mancha, han conquistado el mundo. No hay lengua, no hay tierra, no hay cultura, no hay época que no se haya dejado seducir por este cincuentón hidalgo y su entrañable escudero. El Quijote, después de la Biblia, es el libro más traducido. El Quijote, por encima de cualquier otra novela, es el mejor texto literario que ha dado nuestra cultura.


Don Quijote en Torreiglesias quiere recuperar esta misma fascinación, a base de ediciones y de imágenes, a base de entusiasmo y de nuevas propuestas innovadoras: aquí están las ediciones en varias lenguas, las adaptaciones para niños, los ejemplares ilustrados, las obras más antiguas y algunas de las más curiosas, como un texto traducido a números para ofrecer un Quijote vivo; un Quijote que ha vivido y que lo sigue haciendo con renovadas fuerzas ahora en Torreiglesias, de la mano de esta exposición, de la vídeo instalación y de las diversas actividades que se han programado. Durante estos días que nadie se extrañe si el propio don Quijote y Sancho deciden venir a darse un paseo por Torreiglesias.

 

 

 

1. El primer Quijote:
del libro de caballerías al libro de lujo

El Quijote nació para hacer reír a sus contemporáneos: un libro de caballerías de entretenimiento que se leía entre carcajadas. Un libro pequeño, en cuarto, editado en mal papel y con prisas, destinado a un público popular. Así se leyó en España hasta bien entrado el siglo XVIII. Pero en Francia desde muy pronto se llenó de imágenes y en Inglaterra sorprendió la genialidad de su autor y la originalidad de su fábula: el Quijote se convierte en un lujo.


Don Quixote de la Mancha
(Madrid, Juan de la Cuesta, 1605)

La primera edición del Quijote se imprimió en Madrid a lo largo de 1604 y se puso a la venta en enero de 1605. Un libro en el formato típico de las obras populares de la época

Edición facsímil
ejemplar de la Hispanic Society (New York)
Toledo, Empresa Pública Quixote, 2005

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Les adventures du fameux chevalier Dom Quixot
de la Manche

(París, J. Lagniet, 1650-1652)

Conjunto de estampas sueltas que se vendieron en París a mediados del siglo XVII. Muestran la lectura más cómica del libro, la que triunfó durante el primer siglo de difusión del Quijote.

Edición facsímil coordinada
por Patrick Lenaghan y José Manuel Lucía Megías
Toledo, Empresa Pública Quixote, 2005

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

The history of the most renowned Don Quixote
de la Mancha

(London, Hogdkin, 1687)

El Quijote en Inglaterra interesó a los nobles, a los burgueses y a los escritores desde muy pronto: de ahí que se imprimiera en un formato más grande. A los ingleses debemos las primeras lecturas serias del Quijote.

Edición facsímil
ejemplar del Centro de Estudios Cervantinos (Alcalá)
Madrid, Gómez-Acebo & Pombo, 2005

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Vida y hechos del Ingenioso Caballero don Quixote
de la Mancha

(Madrid, Andrés Ramírez, 1764)

Mientras tanto, en España se seguía leyendo el Quijote como un libro popular, de entretenimiento. Los Quijotes, como este original de 1764, se imprimen en el mismo formato de la primera edición, pero cada vez utilizando peor papel y con una impresión más pésima.


Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Plato de porcelana inglesa
(London, Brameld, siglo XIX)

Los grandes salones ingleses se van a llenar en el siglo XIX, además de los cuadros y los tapices con temas quijotescos, con vajillas de porcelana… algunas traídas de China. La porcelana de Brameld es tenida por una de las más exquisitas de la época.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

 

2. El Quijote se vuelve imágenes:
el universo del comic

El Quijote desde muy pronto encontró en la imagen uno de sus aliados; las fiestas desde 1605 se llenaron de caballeros con bacías de barberos y gordinflones escuderos sobre sus asnos. Y el Quijote será uno de los temas preferidos de los antecedentes de los comics, las llamadas aleluyas, que encontrarán en la localidad francesa de Epinal su editorial.


Ni el Pato Donald ni tampoco Mortadelo y Filemón han podido sustraerse a la magia de los personajes cervantinos.

 


Aleluya francesa
(Epinal, siglo XIX)

Las aleluyas son consideradas los antecedentes del comic. Las aleluyas son herederas de las imágenes con que los ciegos acompañaban sus historias en las plazas. El Quijote será un tema habitual entre las francesas del siglo XIX.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Donald et don Quichotte
(París, Hachette, 1977)

 

Don Quijote ha ido tomando la apariencia de numerosos personajes a lo largo de la historia. La factoría Disney lo transformó en Micky Mouse en 1940 y más adelante en el mismo Pato Donald, como muestra esta traducción francesa algo posterior.


Biblioteca de José Manuel Lucía Megías


Mortadelo de La Mancha
(Barcelona, Ediciones B, 2005)

 

Ibáñez ha vuelto a sacar a sus personajes más carismáticos, Morta-delo y Filemón, al mundo de la imprenta de la mano de una historia quijotesca: Mortadelo transformado en don Quijote de la mano de uno de los inventos de la T.I.A.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías


Le Don Quichotte
(París, 1886 y 1888)

 

El siglo XIX vio cómo la prensa se convertía en el medio que marcaba los comportamientos políticos de toda Europa. Al calor de la prensa seria, nacieron multitud de revistas satírica, que ofrecían otra mirada sobre los mismos problemas. Muchas de ellas nacieron bajo el amparo del nombre de Don Quijote, como la famosa “Le don Quichotte”, del que se exponen dos números del siglo XIX.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

 

 

3. El Quijote para niños

Hasta el siglo XIX no comenzaron las adaptaciones de las obras literarias destinadas a los niños. Y será en Francia y en Inglaterra donde encontremos las primeras adaptaciones del Quijote para niños, que tuvieron un enorme éxito, lo que incitó a los editores a no dejar de reeditarlas una y otra vez.


El Quijote para niños se llenará de colores en sus ilustraciones y en ellas se mantendrá el espíritu de su autor: escribir un libro de risa para que los lectores disfruten con su lectura.

 

Histoire de Don Quichotte
(París, Garnier Freres, 1917)

 

Quijote para niños francés de principios del siglo XX, con bellísimas ilustraciones en color a partir de los dibujos de Jules David.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

 


Don Quichotte adapté
pour les enfants

(París, Pierre Lafitte, [1920])

 

Adaptación libre del Quijote para los niños, realizada por Henri Duvernois, con ocho grabados en tres colores. Forma parte de la “Collection enfantine en couleurs”, que acerca los textos de la literatura universal a los niños franceses.


Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Leben und Taten des scharffinnigen Edlen
Don Quijote von la Mancha
(Berlín, Richard Gahl, 1932)

 

Quijote para niños alemán, a partir de la famosa traducción realizada por Ludwig Tieck en el siglo XIX. Se acompaña de láminas en color, como suele ser habitual en este tipo de libros

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Paul Reboux raconte le Don Quichotte de Cervantès
(París, Flammarion, 1934)

 

Adaptación francesa del Quijote realizada por Paul Reboux. Como se indica al inicio no es una traducción. Así comienza el libro: “Dans un petit village d’Espagne vivait, voilè plus de trois cents ans, un gentilhomme pauvre »…


Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Las aventuras de DonQuijote
de La Mancha y de su escudero Sancho Panza

(Madrid, Comunidad, 2005)

 

Adaptación del Quijote para niños, realizado por Diana Calderón Romo, José Manuel Lucía Megías y Nieves Sánchez-Mendieta. Ilustrado con más de 200 dibujos realizados por alumnos entre 4 y 12 años de Alcalá de Henares a lo largo de 2004.

Ayuntamiento de Torreiglesias


Kika superbruja
y don Quijote de la Mancha

(Madrid, Bruño, 2005)

 

Durante el 2005 han sido las decenas de adaptaciones para niños que se han hecho de la obra cervantina. Don Quijote, en muchas de ellas, ha tenido que enfrentarse a mil aventuras acompañado de algunos de los nuevos héroes infantiles como Kika, la superbruja.

 

Biblioteca de Borja Pastor


Baraja conmemorativa
(Fournier, 2005)

 

La famosa firma de cartas Fournier ha sacado este año una reproducción de un juego de naipes con motivos quijotescos, que han sido muy habituales en diferentes juegos a lo largo de todo el siglo XX.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías


 

4. El Quijote ilustrado: el siglo XIX

El Quijote comenzó a ilustrarse desde muy pronto: en 1648 se datan las primeras imágenes de sus aventuras y en 1657 la primera edición ilustrada. Desde este momento, el Quijote no ha dejado de ilustrarse: los mejores dibujantes, los más renombrados pintores han dedicado su arte a poner “cuerpo” en líneas y colores las aventuras cervantinas.
Pero, entre todos ellos, hay un nombre que triunfará por encima del resto: Gustave Doré (París, 1863). Aunque artistas como Nanteuil o Crane merecen también nuestra atención.

 


O Engenhoso Fidalgo Dom Quichote de la Mancha
(Porto, Lello & Irmao, 1933)

 

 

Desde que se publicara en París en 1863 la primera edición del Quijote con ilustraciones de Gustave Doré, no se ha dejado de copiar e imitar. En ocasiones, en formatos de lujo, como la traducción portuguesa que aquí se puede admirar.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Litografías de
Celestin Nanteuil

(Madrid, J. J. Martínez, 1855)

 

Celestin Nanteuil es uno de los dibujantes españoles más impor-tantes del siglo XIX. En 1855 se edita su edición ilustrada del Quijote, así como un juego de litografías sueltas, que gozaron de un enorme éxito en su época.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Don Quixote of the Mancha
(London, Blackie & Son, 1900)

 

 

Quijote adaptado para los niños ingleses, realizado por Judge Parry, que destaca por las hermosas litografías en color ideadas por Walter Crane, uno de los ilustradores ingleses más importantes de aquellos años

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías


 

5. El Quijote ilustrado: el siglo XX

Si los siglos anteriores son importantes en la ilustración del Quijote, el XX será el de las visiones más personales, más inquietantes, más sorprendentes. Imposible rescatar todas las voces, por lo que nos hemos quedado con algunos ecos: el de Daniel Urrabieta Vierge, o el de Enrique Herreros, que nos devuelve el Quijote más satírico –fiel espejo de sus dibujos en La Codorniz-, o una litografía de Schlötter, afincado en España y una muestra de los Quijote más populares, de ese público que nunca dejó de disfrutar con el texto cervantino.

 

Don Quijote
(Kristiania, 1916)

 

Curiosa edición sueca del Quijote, que ofrece las ilustraciones de Wilhem Marstrand, uno de los más reputados artistas de la época, junto a reproducciones de cuadros de Daumier y de Goya, que se acercaron a las aventuras quijotescas a lo largo del siglo XIX.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías


El Ingenioso Hidalgo
Don Quijote de la Mancha

(Barcelona, Salvat Editores, 1916)

En 1905 se publicó en Londres y Nueva York la edición del Quijote ilustrada por Urrabieta Vierge, que verá la luz en 1916 en una edición española; en est año se publicó un folleto publicitario con la reproducción de algunas láminas, que es el que aquí se expone.

 

 

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Histoire de l’admirable
Don Qcuihotte de la Manche

(París, Librairie Hachette, 1909)

Edición ilustrada del Quijote, con grabados de Bertall y Forest. Forma parte de la Bibliothèque Rose Illustrée, y muestra una de las modalidades más habituales de difusión del Quijote durante el siglo XIX: el libro ilustrado con viñetas insertadas entre el texto.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías


El Ingenioso Hidalgo
Don Quijote de la Mancha

(Madrid, Editora Nacional, 1964)

 

Entre 1948 y 1960, el dibujante Enrique Herreros realizó un conjunto de 72 dibujos para ilustrar una edición del Quijote, que terminó publicando la Editora Nacional para celebrar el “XXV aniversario de la Paz española”.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías



Litografías de
Eberhard Schlotter

(Alicante, Rembrandt, 1981)

 

 

Litografías originales de Eberhard Schlotter, de las más de trescientas que ilustran una magnífica edición del Quijote, con comentarios de Camilo José Cela, publicada en Alicante en 1981.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías


 

6. El Quijote ilustrado: tres visiones

Pero hablar del
Quijote ilustrado en el siglo XX es hacerlo del Quijote de Dalí (de la misma manera que el Quijote del XIX es el de Doré). En 1947 se unieron dos genios para crear un producto editorial de primera línea: una edición inglesa con la mirada genial del pintor surrealista.


Y junto a esta visión, otras dos miradas geniales de los últimos años: la de Antonio Saura, que nos muestra un
Quijote casi convertido en líneas y la de Antonio Mingote que nos ha regalado su particular ironía sobre los personajes y aventuras cervantinas.

 

El Quijote
(ilustrado por Antonio Saura)
(Barcelona, Círculo de Lectores, 2001)

En 1987, el famoso Círculo de Lectores celebró sus bodas de plata con una edición conmemorativa del Quijote: el texto fue fijado por Martín de Riquer y las ilustraciones corrieron a cargo de Antonio Saura, regalándonos una de las visiones más personales del texto cervantino.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

El Quijote
(ilustrado por Salvador Dalí)
(Barcelona, Planeta, 2004)

Salvador Dalí, como no podía ser de otro modo, se acercó al Quijote para ofrecer su personal visión del mundo cervantino: lo hizo por primera vez en 1947 (en una edición inglesa) y más adelante, en 1956, en una serie de litografías. La editorial Planeta ha recogido estas ilustraciones en una nueva edición.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

El Quijote
(ilustrado por Antonio Mingote)
(Barcelona, Planeta, 2005)

Antonio Mingote, el gran dibujan-te español ha dedicado gran parte de los últimos años a realizar una nueva edición ilustrada del Quijote, que vio la luz en el 2004: edición agotada, de la que han salido varias reediciones, como ésta en doce volúmenes patrocinada por el diario ABC.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

 

7. El Quijote en mil lenguas

y a mí se me trasluce que no ha de haber nación ni lengua donde no se traduzca. Con estas palabras, del capítulo tercero de la segunda parte del Quijote, el bachiller Sansón Carrasco estaba adelantándose a lo que ha sucedido desde entonces: no hay nación, no hay lengua en que no se haya traducido el Quijote, en su totalidad o alguno de sus capítulos.


En 1612 data la primera traducción inglesa de la obra y dos años después se traducirá en Francia. Y así hasta hoy.

 

Don Quixote
(en inglés)
(London, J. M. Dent, 1954)

La primera lengua a la que se tradujo el Quijote fue al inglés: fue en 1612 y se debió a Thomas Shelton. Desde entonces han sido numerosos los traductores, siendo uno de los más reputados John Gibson Lockhart (1906), de la que se ofrece ahora esta reeedición.

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos

Don Quichotte
(en francés)
(París, Éditions G. P., 1949)

El francés fue la segunda lengua a la que se tradujo el Quijote: en 1614 vio publicada César Oudin su traducción en París. Florian, a finales del siglo XVIII realizó una de las traducciones más difundidas y admiradas, reeditada en numerosas ocasiones, como en esta edición con excelentes ilustraciones de Calvo.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Don Chisciotte
(en italiano)

(Milano, Ruzzoli Editore, 1957)

 

En 1622 el Quijote comenzó a difundirse en italiano por todo el mundo. Lorenzo Franciosini, autor de numerosas traducciones y de algunas gramáticas y diccionarios, fue el encargado de hacerlo. Alfredo Gianni realizó esta nueva traducción, que ha tenido una gran aceptación.

 

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos

Don Quichote de la Mancha
(en portugués)

(Lisboa, [s. e], 1943)

Hasta 1794 el Quijote no fue traducido al portugués. En todo caso, la presencia de las aventuras quijotescas ya está presentes en Lisboa desde 1605, cuando se realizaron dos ediciones piratas de la obra.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

L’enginyós cavaller
don Quixot de la Manxa

(en catalán)

(Mallorca, 2005)

En 1882 se publicó en Barcelona la primera traducción catalana del Quijote, firmada por Eduart Támaro, y sólo 9 años después saldrá a la luz esta otra, firmada por Antoni Bulbena y Tussell, la mejor que ha habido en muchos años.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Don Cwicsot
(en galés)
(Llandebie, 1954)

El galés es la lengua que se habla en el país de Gales; es una de las lenguas europeas más antiguos, con testimonios que se remontan al siglo VI. Es una de las lenguas oficiales del Reino Unido.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Don Quijote
(en árabe)

(El Cairo, Dar al-Aulad, 1985)

 

Adaptación del Quijote para niños, realizada por Ágil al-Gadbán. Es una adaptación siguiendo la costumbre muy común del siglo XIX, por la que el Quijote se difundió por la cultura árabe.

 

Biblioteca de Mª Luz Gómez

Don Quijote
(en árabe)

(Damasco, 1998)

Traducción del Quijote al árabe, en dos tomos

 

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos

Don Quijote
(en hebreo)

(Jerusalén, 1994)

 

Traducción del Quijote al hebreo, realizada por Beatriz Skroysky-Landau y Luis Landau, realizada por 1994. La primera traducción al hebreo del Quijote fue publicada en 1912 en Odesa: era una versión muy abreviadas en caracteres hebreos.

 

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos


Bistri Vitez
don Quijote od Manche
(en croata)

(Zagreb, 2002)

La primera traducción croata del Quijote se publicó en 1879 en Agram, realizada por C. Albrecht, a partir de la traducción francesa de Florian. Es muy común durante el siglo XIX que las traducciones se realizaran a partir de los textos en francés e inglés.

 

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos

Don Quijote de la Mancha
(en coreano)

(Bum USA, 2003)

 

 

 

Primera traducción completa del Quijote al coreano, realizada por Kim Jun Chang.

 

 

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos

Don Quijote od Manche
(en albanés)

(Onufri, 2003)

 

 

Reedición de la traducción del Quijote al albanés, impresa por primera vez en 1956.

 

 

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos

Don Quijote
(en húngaro)

(Budapest, 1959)

Traducción húngara de una selección de episodios del Quijote, realizada por Radnóti Miklós, con hermosas ilustraciones.

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos


Don Kisot
(en turco)

(Ankara, 1966)

 

 

De 1868 se data la primera traducción al turco del Quijote, realizada en Constantinopla. La que aquí se presenta es una versión reducida para niños.

 

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Don Kijote Mantxa’ko
(en euskera)
(Gipuzkoa, 2005)

Traducción al euskera realizada para conmemorar el IV Centenario del Quijote, publicada en colaboración con la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

El Quijote
(en lunfardo)

(Buenos Aires, 2005)

Alfredo L. Noceti ha realizado con este libro su particular homenaje al tercer centenario del Quijote: una traducción del texto de Cervantes al verso en lunfardo, la lengua del Buenos Aires más porteño y canalla.

 

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

 

8. Los otros Quijotes

Y el Quijotes no sólo se ha traducido a las lenguas de los hablantes de todo el mundo: es un libro que ha sido capaz de adaptarse a lenguas inventadas (como el latín macarrónico) o a lenguas con intención de ser universales (el esperanto) o, gracias a la paciencia de Jesús Mª Hernández, convertirse en números…. ¿te atreves a leer este curioso Quijotes en criptogramas?

 

Don Quijote
(en griego)

(Atenas, 1997)

La primera traducción del Quijote al griego se imprimió en Atenas en 1860, realizada por Nicolaidoy Filadelfeos: una versión abreviada con ilustraciones de Tony Johannot.

 

 

Biblioteca del Centro de Estudios Cervantinos

La Ingênia Hidalgo
don Quijote de la Mancha
(en esperanto)

(Zaragoza, 1977)

Primera traducción completa del Quijote al esperanto, ya que la realizada en 1909 en Berlín por F. Pujolá y Vallés sólo constaba de una serie de capítulos.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

Don Quijote
(en criptogramas)

(Madrid)

Jesús Mª Hernández Fernández ha empleado 122 meses de trabajo para realizar este Quijote en números: cuatro volúmenes con más de 2500 páginas y 135 ilustraciones. Una verdadera joya y una proeza técnica.

Biblioteca del Jesús Mª Hernández Fernández

Historia Domini Quijote Manchegui
(en latín macarrónico)

(Guadalajara, 1999)

Traducción del Quijote al latín macarrónico, realizada por Ignacio Calvo y Sánchez, en 1905, para conmemorar de una divertida manera el Tercer centenario del Quijote.

Biblioteca de José Manuel Lucía Megías

 

Varios

El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha
(Segovia, Aneto Publicaciones 2005)

 

Edición conmemorativa del IV Centenario de Don Quijote de la Mancha.

Diputación Provincial de Segovia
Cultura y Juventud


Biblioteca Ayuntamiento de Torreiglesias